Ajolote con una semana de haber eclosionado.
Este organismo se puede encontrar todavía en Xochimilco
 
 
©Luis Zambrano